Salud

¿Están arruinando tu vida sexual las pastillas anticonceptivas?

Los expertos explican

 

Cuando la comediante Whitney Cummings se unió a Rachel Bilson en el episodio del 13 de marzo del podcast “Broad Ideas” de la actriz, ambas mujeres compartieron que nunca habían tenido un orgasmo sexual hasta que dejaron de tomar píldoras anticonceptivas hormonales.

La dificultad para llegar al orgasmo o un deseo sexual reducido no es una experiencia poco común, especialmente para las mujeres y las personas con genitales femeninos, dijo la Dra. Elisabeth Gordon, psiquiatra de salud sexual con sede en la ciudad de Nueva York. Pero la evidencia sobre si las pastillas anticonceptivas provocan esos problemas es mixta, añadió.

La mayoría de las personas que toman píldoras anticonceptivas no experimentarán ningún cambio en su libido, mientras que algunas la verán aumentar y otras disminuirán, dijo Gordon.

Sin embargo, si experimentas obstáculos durante la intimidad, hay formas de equilibrar el placer y la protección, dijo Gordon.

Lo que puede estar haciéndole a tu cuerpo

¿Por qué las píldoras anticonceptivas afectarían tu vida sexual?

La forma en que funcionan las píldoras combinadas —tanto con progesterona como con estrógeno— previene la ovulación, dijo la Dra. Alyssa Dweck, ginecóloga con sede en Nueva York.

No ovular podría significar no tener el aumento de hormonas en un ciclo menstrual que motiva a alguien a tener relaciones sexuales para que la especie pueda seguir reproduciéndose, agregó.

Otra teoría es que la píldora que contiene estrógeno aumenta una proteína en el hígado que se une a la testosterona, lo que significa que hay menos testosterona libre en el torrente sanguíneo y, por lo tanto, potencialmente menos deseo sexual o más dificultad con el orgasmo, dijo Dweck.

“Ha habido mucha controversia sobre este tema durante años”, dijo Dweck. “He estado en la práctica (durante), como 29 años, y este ha sido un tema de discusión durante todo ese tiempo”.

 

Dónde empezar

En términos generales, si excitar a un hombre requiere un interruptor de luz, excitar a una mujer requiere el control de la misión, dijo Dweck.

Y eso significa que para muchas personas, la inhibición del impulso podría ser causada por varios factores, dijo.

Sí, las pastillas anticonceptivas pueden cambiar los niveles de deseo, pero la protección contra el embarazo que ofrece permite que algunas personas participen en su sexualidad con más libertad, dijo Gordon.

Quién te atrae con la píldora también podría ser diferente de quién te atrae sin ella, por lo que la pareja de la que no puedes mantenerte alejado podría volverse menos atractiva, agregó Dweck.

 

Pero el estrés en otros aspectos de la vida y los traumas previos también pueden dificultar el deseo y el disfrute del sexo, dijo Dweck. En esos casos, trabajar con un profesional de la salud mental puede ser un buen punto de partida.

El problema también podría ser fisiológico. Es difícil querer sexo cuando anticipas sequedad o dolor durante la intimidad, dijo Gordon.

Ahí es cuando es importante ver a un ginecólogo, particularmente uno que se enfoque en la salud sexual, dijo Gordon.

 

Habla con tu pareja

Cuando se trata de sexo, la buena comunicación siempre es una buena idea.

Hablar de excitación y disfrute puede ser especialmente delicado, ya que la otra persona puede tomar la falta de deseo como una crítica, dijo la Dra. Kristen Mark, profesora de educación sobre salud sexual en la Facultad de Medicina de la Universidad de Minnesota.

“La crítica sexual… puede ser particularmente difícil de aceptar. Y tendemos a tomar esas cosas más personalmente que otros tipos de conversaciones”, dijo Mark.

Al igual que con la mayoría de las conversaciones sobre relaciones, Mark recomendó mantenerte centrado en la conversación y tratar sobre tus propias experiencias e intenciones, en lugar de cómo te sientes con respecto a la otra persona.

Tu apertura podría sonar así: “Menciono esto porque quiero sentirme tan bien como pueda con nuestra vida sexual, y sé que podemos sentirnos muy bien con nuestra vida sexual. Entonces, solo quiero hablar contigo sobre algunas de estas cosas”.

Aborda el tema de manera casual para evitar que suene como un gran problema. Es especialmente importante plantear la conversación en un ambiente positivo, y no al calor de una discusión, agregó.

 

Lo que funciona para uno puede no funcionar para otro

Para algunas personas, un descanso temporal de la medicación podría ser útil, dijo Dweck.

Detener la píldora durante tres meses podría permitirte ver si los síntomas que estás experimentando están relacionados con el medicamento, agregó.

Pero ese plan exploratorio no funcionará para todos. Algunas personas usan píldoras anticonceptivas para controlar otras afecciones, como calambres severos, desequilibrios hormonales o acné, dijo Dweck.

Es importante trabajar con tus profesionales de la salud para evaluar si otros métodos anticonceptivos podrían ofrecer la protección anticonceptiva, el control de los síntomas y la chispa sexual que estás buscando, agregó.

 

“Creo que si realmente está afectando tu relación o tu propio bienestar, entonces es hora de hablar con tu médico”, dijo Mark.

Para algunas personas, puede haber medicamentos disponibles para aumentar el deseo sexual.

Ver a un terapeuta sexual a menudo es útil para estos problemas, pero no todos tienen acceso a estos profesionales, dijo Gordon.

Lo más importante que debes recordar es que la sexualidad es individual, y lo que funciona para alguien puede no funcionar para otra persona. Trabaja con tus proveedores médicos y de salud mental para encontrar lo mejor para ti, enfatizó Mark.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Coahuila Hoy We would like to show you notifications for the latest news and updates.
Dismiss
Allow Notifications