Nacional

Ofrecieron reubicación a secretaria despedida; mantiene denuncia

La empleada embarazada cesada no quiso firmar un contrato que implicaría que perdiera el puesto en enero; el Senado afirma que no puede darle una base

A sólo unas horas de que se realice la primera audiencia del proceso laboral por el despido de una mujer embarazada, el Senado como institución informó que Angélica Contreras tiene un contrato para conservar su empleo en la institución y no ha cobrado los cheques que se le han extendido, pero no puede darle una plaza de base si sus contratos son por honorarios.

Angélica Contreras es clara al explicar que no firmó el contrato porque implica que se quedará sin trabajo a partir de enero, dado que vence en diciembre y ella quiere recuperar el empleo que le fue arrebatado por el senador Sergio Pérez Flores, a pesar de que ella tenía cinco meses de embarazo.

De acuerdo con las autoridades laborales del Senado, todos los contratos para los trabajadores por honorarios vencen en diciembre, pero se renuevan en enero, beneficio que ella tendrá si decide aceptar la reubicación que se le ofreció desde hace semanas; sin embargo, precisa que no puede otorgarle una plaza de base.

Excélsior informó el lunes que el senador Sergio Pérez, de Morena, despidió a su secretaria particular y jefa de oficina, a pesar de los cinco meses de embarazo que tenía y, aunque ella recurrió al Senado para hacer valer sus derechos laborales, hoy enfrenta un juicio contra la institución, que se amparó para no regresarle el trabajo.

Angélica, quien trabajaba en la Unidad de Eventos del Senado, fue invitada por Pérez Flores para convertirse en su secretaria particular y jefa de oficina y, durante varios meses, tuvo un trato directo con el legislador, al grado que uno de los principales colaboradores del senador, Johan Moreno, pidió a Angélica que se organizaran para ir a “tomar un trago” con el senador y le dijo que “invitara a unas amigas”, relata Angélica en la queja que presentó ante la Unidad Técnica para la Igualdad de Género del Senado, la cual no hizo nada por frenar el despido injustificado.

“Efectivamente se dio un despido por parte del personal que tú comentas. Se da el nombre del personal que está a mi cargo y que era su jefe, el compañero Sergio Godínez, y él, efectivamente, lleva a cabo el despido”, asegura el senador Sergio Pérez, quien precisa que él hizo gestiones para que no se le cancelara el servicio médico en el ISSSTE y que la pudieran reubicar, pero “dejó plantados a los que serían sus nuevos jefes” y él le propuso una liquidación “muy superior” a lo que corresponde por ley.

Pero Angélica Contreras precisa que no es verdad que el senador haya hecho gestiones para ayudarla.

“Eso no es real. Estuve buscando varios días al senador para preguntarle cuál sería mi apoyo. Sí, me dijo Sergio Godínez que me iban a dar un apoyo, pero en contratos me dijeron que no tengo derecho a liquidación, porque soy de honorarios; que no tengo derecho a nada y que a la autoridad laboral no le dijeron nada de la supuesta liquidación”, explica Angélica.

“Como me rescindieron contrato antes de tiempo, por estar embarazada, sí me correspondía… me fui a la Unidad de Género, explicando las cosas, pero como fue tardado y me regresaban el escrito, yo ya había demandado; estaba desesperada… como a los cuatro días o a la semana me llama la Unidad de Género, que vamos a ir con Ruth Berrones, jefa de la Unidad de Relaciones Laborales y Servicios, para ver mi tema… cuando vamos con ella, lo que me expone Berrones es que gracias a Zulma, de la Unidad de Género, la propuesta que me tenían era que el contrato me lo extendieran en diciembre y me colocaran en otra área.

“Le pregunté qué iba a pasar posteriormente, porque ya no trabajaría ahí en enero, porque mi bebé nace en tres semanas… regresaría en enero, pero ya sin trabajo. No se me hizo viable… comenté que había empezado la demanda y Ruth me dijo que debía quitarla porque contestarían que sigo trabajando aquí. Le dije: ‘cómo me dice eso si me están corriendo y me están dejando de pagar’. Yo por eso decidí no aceptar”, precisó Angélica Contreras.

El caso

  • El pasado lunes, Excélsior dio a conocer el caso de Angélica Contreras, quien denunció al Senado tras ser despedida por un legislador a pesar de tener cinco meses de embarazo.

 

 

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

We would like to show you notifications for the latest news and updates.
Dismiss
Allow Notifications